Historia del Aeropuerto de Los Rodeos

Los Rodeos

En la zona Norte de la isla, más concretamente en el municipio de La Laguna, se encuentra el Aeropuerto de Los Rodeos. Ésta zona de la isla suele ser víctima del mal tiempo y la niebla, entonces ¿Por qué se construyó aquí el primer aeropuerto de Tenerife? Hagamos un pequeño repaso por su historia.

Allá por 1913, existían dos precarias pistas de aterrizaje, una en la Finca del Real (en La Laguna) y la otra en el llano de Regla (en Santa Cruz). Poco después, en 1919, el Cabildo propone el llano entre la cantera de La Jurada y El Bufadero para la realización de un proyecto francés, el de construir una base para hidroaviones. Esta idea se desestima por considerarse “poco práctico”, por parte del Ministerio de la Marina.

Aeropuerto Los Rodeos

En 1923, las Líneas Aéreas Latécoère proponen construirlo en La Cuesta, para completar una ruta que pasaría por Canarias, Cabo Juby, Casablanca y Málaga. En 1929 la compañía alemana Hansa propone La Laguna como punto de repostaje entre Alemania y Argentina. En 1933, se estima como adecuado el terreno de Lomo del Caballo (en Candelaria) pero se descarta poco después. Incluso se denegó el proyecto de construirlo en el mismo lugar que hoy ocupa el Aeropuerto Reina Sofía.

Si Tenerife quería asegurarse un puesto en los cielos, el asunto no podía demorarse mucho más. En ese mismo año de 1933, el ingeniero jefe de aeropuertos D. Carlos Borbón y el técnico teniente de navío D. José Galán estudian las condiciones meteorológicas de la isla para tratar de resolver este problema. Los tres candidatos que surgen del estudio son: Montaña Roja (donde hoy se ubica el Reina Sofía) como el más adecuado y Los Rodeos y Las Cañadas como posibles pistas auxiliares.

Después, se abre un concurso de ofertas de terrenos, que termina por aprobar el proyecto de José E. Marrero para ubicarlo en Güimar. Pero esta vez tampoco sería la última, ya que en 1936, el inspector jefe de aeropuertos realiza un informe en el que propone de nuevo Los Rodeos (en el que se puede aterrizar un 75% de los días del año) y también una pista auxiliar en Las Cañadas.

En 1944, el Ministerio del Aire confirma el emplazamiento del aeropuerto en Los Rodeos y, afortunadamente, abandona la idea de la pista auxiliar en Las Cañadas. Para construirlo, tuvieron que ocupar los terrenos de más de 120 propietarios y hoy en día, es un importante puente entre la península y América (centro y sur).

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top