El caserío y las cuevas de Chinamada

Chinamada

El caserío de Chinamada, es un antiguo asentamiento aborigen que actualmente conserva unas 30 casas-cueva (cuevas acondicionadas en el interior y con la fachada propia de una casa) que aun se utilizan como viviendas. Está ubicado a 600 metros de altitud en el Macizo de Anaga (entre los barrancos de la Angostura y Tomadero del Río) cerca de Las Carboneras, y pertenece al municipio de San Cristóbal de La Laguna. El caserío de Chinamada ha sido declarado Patrimonio Histórico-Cultural.

En los tiempos anteriores a la conquista de Tenerife, el reino de Anaga se encontraba bajo el mando del mencey Beneharo. La ganadería, gracias a la riqueza del terreno, prosperaba dando sustento a los guanches que lo habitaban. También fue uno de los primeros asentamientos de las tropas españolas tras la conquista, a finales del siglo XV. Actualmente, se encuentra en proceso de despoblamiento (apenas cuenta con 20 habitantes), lo que ha propiciado que algunas de estas curiosas casas-cueva se hayan transformado en casas rurales para turistas, para su explotación turística.

Una ruta recomendada para los amantes del senderismo es la que va desde el caserío hasta Punta del Hidalgo. Este camino, de casi 5 kilómetros de longitud y dificultad media, comienza junto a la Ermita de Chinamada, y desciende hacia la costa por la ladera del Barranco del Tomadero atravesando, en sus primeros tramos, huertas de papas (patatas) y calabazas. Entre la flora del lugar encontraremos acebuches, almacigares, palmeras e incluso dragos, que a medida que descendamos irán dando paso a concentraciones de Cardonal-tabaibal.

Poco después el camino se vuelve más abrupto y podremos ver algunas cuevas (antiguamente moradas de los guanches y bastante profundas) en las que pararnos a tomar un tentempié. Llegando al final del sendero, podremos admirar el Roque de Los Dos Hermanos y gran parte de la costa de Anaga.

El último tramo desciende por la ladera del roque hasta el Barranco del Río y luego asciende de nuevo hasta llegar a la Punta del Hidalgo. Se puede completar en unas 2 horas y media a paso tranquilo, y es recomendable hacerlo con calma si se pretende volver a subirlo.

En cualquier caso, es un esfuerzo que merece mucho la pena, el Macizo de Anaga posee algunos de los paisajes más espectaculares de Tenerife.

Foto vía: gaiatours

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top