Loro Parque, diversión para toda la familia

Loro Parque

Todas las ciudades o lugares turísticos tienen sus emblemas y sus lugares de obligada visita. En Tenerife, primero está el padre Teide y después, el Loro Parque, un espectacular parque zoológico con más de 15 hectáreas con todo tipo de plantas y animales y donde, a diferencia de cualquier zoo donde únicamente te limitas a ver a los animales, aquí puedes disfrutar de ellos en múltiples espectáculos y, si tienes suerte, formar parte de uno de ellos. Se encuentra en Puerto de la Cruz, a 35 kilómetros del Aeropuerto Tenerife Norte Los Rodeos.

Lo primero, cógete un mapa en cuanto llegues a la puerta. Cuando entras, te encuentras un puente sobre un río con multitud de peces de todas las especies y colores. Al pasarlo, llegas a la zona de los gorilas y orangutanes, auténticas joyas del género simio que puedes observar como si fueran humanos mientras comen o se sientan a ver el paisaje.

Es importante que sepas que no se les puede hacer fotos con flash, así que acuérdate de desactivarlo. A la izquierda verán un inmenso jardín tropical con palmeras. Lo siguiente es el Pingüinario, donde rodearás una isla donde los pingüinos se mantienen en su hábitat natural.

Llegas después a donde se hace el show de los Leones Marinos, una delicia donde un par de afortunados (siempre niños) podrán besar a uno y darle de comer. Si quieres que tu hijo sea uno de ellos, ve con tiempo y siéntate a la izquierda de la piscina en segunda fila, tendrás muchas posibilidades de que tu peque sea el elegido. Es un divertidísimo show con música y acrobacias varias.

Después ya empiezan a desviarse los caminos y tienes muchos para elegir, así que lo mejor es que con el mapa te organices para saber a qué hora son los demás shows.

Loro Parque

Otros que tienen show propio son los delfines, totalmente recomendable y donde te lo pasarás genial. Si llevas niño, siéntate en la segunda fila según entras, de ahí sacan a un niño que al final del show se subirá a una barquita para dar una vuelta a la piscina con los delfines y luego les dará de comer, los besará y acariciará. No suelen subir a mayores de 7 años, más que nada por el peso, pero es totalmente seguro ya que va completamente amarrado a la barquita y por mucho que quisiera bajar no podría.

Las orcas es el show más famoso, donde el nivel ha decaído bastante a raíz del fallecimiento de uno de sus entrenadores el año pasado. Antes era como con los delfines, se subían a ellas, hacían malabarismos y cosas asombrosas, pero ahora simplemente dan cuatro vueltas ellas solas, saltan para tocar una pelota y comen lo que les lanzan. Aún así, merece la pena verlo. Siéntate de la fila 10 para arriba porque si no te empaparás de agua.

Esto es lo principal, luego tienes también el show de los loros, un montón de aves exóticas y un espectacular acuario donde no sólo verás cientos de especies acuáticas sino que mientras caminas por él tendrás encima varios tiburones.

Al Loro Parque hay que ir a primera hora, y lo mejor es que te lleves unos bocadillos y un refresco ya que si no eres un ricachón te parecerá muy caro cualquier cosa de los bares que hay. Aún así, lleva dinero porque hay varias tiendas con muchísimas cosas que se pueden comprar. Dependiendo de donde te alojes, lo mejor es que preguntes en el hotel cómo llegar, ya que en el mismo Puerto de la Cruz hay un trenecito gratuito con paradas en varios puntos y si te alojas en otro municipio es probable que seáis más lo que queréis ir y os puedan poner un autobús.

Información práctica:

El Loro Parque abre diariamente a las 8:30 y cierra sus puertas a las 18:45. Pero hay que tener en cuenta que no podrás entrar después de las 16:00 horas.

Precios de las entradas:

  • Puedes consultarlos… aquí.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top