Granadilla de Abona y sus alrededores

Playa de El Medano en Tenerife

Como todos los municipios radiales de Tenerife, Granadilla de Abona tiene un amplio sector de sus cumbres integrado en el Parque Natural de la Corona Forestal. Se trata de un área de interés científico, por su geomorfología volcánica característica, con elementos botánicos y faunísticos diferenciadores.

Allí se encuentra el enclave denominado Paisaje Lunar, donde se conjugan la creación  natural de los elementos volcánicos y la labor escultórica y artística de la erosión.

En la costa se encuentran los parajes de Montaña Roja y Montaña Pelada. El surgimiento del cono de Montaña Roja posibilita la ocupación de las arenas, formando pequeñas dunas o médanos. Los vientos mueven la arenilla desgranada para asentarla sobre dunas fósiles, que llegan a tener hasta un metro de altura.

Las playas de El Médano, al este de Montaña roja, y La Tejita, al oeste, enmarcan un edificio volcánico de 170 metros de altura, con materiales de color rojizo que, cortando por la erosión marina, ha construido un acantilado de más de 50 metros de altura, área de especial atención científica por su interés geomorfológico, botánico y ornitológico.

Por otra parte, Montaña Pelada es un edificio volcánico levantado en contacto con el agua del mar, lo que ha dado lugar a un cono más ancho que alto, de particular color claro. La cubierta vegetal es al mismo tiempo zona de nidificación de las aves marinas.

El espacio natural conjunto de Montaña de Ifara y de Los Riscos está compuesto por dos conos de edad científica reciente, con especial atención vulcanológica. Los Desriscaderos, la Montaña de las Coloradas y el Barranco del Río son otros tantos enclaves naturales, en los que botánicos y vulcanólogos investigan permanentemente.

El Médano es una localidad con una de las playas más extensas de Tenerife. Pero también es un polo de recepción del turismo internacional, aunque aquí todavía es fácil dar un paseo al atardecer sin mucho tráfico humano en la arena de la playa.

Es un mar que alterna la placidez con los vientos, alegría de sufistas y windsurfistas, hasta tal punto que se han convocado varias veces en El Médano campeonatos internacionales de estas especialidades.

Foto Vía: Chicharros Enlatados

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top