Paseando temprano por el Puerto de la Cruz

costa-de-san-telmo

Amanece un día claro. Primeros rayos de sol. Luz y color para el espíritu; luz y color para las calles y sus gentes. El Puerto de la Cruz está dispuesto, amable, cariñoso, familiar. Nos bendice con su primer calor y sus primeros sonidos que rompen el silencio cálido de la noche tinerfeña.

No hay vista más bonita que la de San Telmo, desde el mirador que desemboca desde la céntrica calle Quintana. Ver amanecer allí es una satisfacción infinita; sentir la fuerza de la Naturaleza rompiendo a los pies, y de esas aguas siempre bravías; disfrutar de las pequeñas lagunas que deja el agua en su huida entre tanto recoveco rocoso o de la lejana vista de Martiánez

pescadores-en-el-puerto-de-la-cruz

Henchido de orgullo, lleno de paz, bajo por la calle Zamora en dirección a la Plaza de Armas, testigo de tantos hechos históricos, avistadora tiempo atrás de galeones y galeras. Allí, frente al Ayuntamiento, escondidos del murmullo matutino, los pescadores lanzan sus sedales. De nuevo, silencio y calma. Y ese ligero calor que poco a poco se adueña del cuerpo…

dique-del-penitente

Más abajo es el popular Muelle quien nos espera. Como la gran noria, como el extravagante “martillo” que parecen romper la plácida línea de la mañana porteña. Dos barcas reposan en las aguas, preparadas ya para iniciar su labor diaria. Y a mis espaldas, las primeras correderas que se abren, las primeras tiendas que dan los buenos días, la gente que, alterada ya, se dispone a incorporarse a la rutina diaria…

calle-mequinez-en-el-puerto-de-la-cruz

La calle Mequinez cada vez se muestra más bella. Es de esos rincones del Puerto de la Cruz que solo quienes van en coche y lo aparcan en la gran explanada parecen conocer. Pero es tan agradable. Tan verde. Tan fresco…

dique-frente-al-mar-en-puerto

Ha llegado la hora de marcharme. De incorporarme a mi trabajo. De volver a la cruda realidad del estrés, de la rapidez, del trabajo, del vivir… Pero no si antes echar una rápida vista a ese océano que nos cobija. El Atlántico. Agua de vida.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top