San Telmo, lujo para paseantes

san-telmo-por-la-manana-01

Un nuevo día. Soleado, sí, pero fresco. La mar revuelta pero las mismas ganas de vivir, de disfrutar, de mezclarme con la gente, de sentirme turista en la tierra que me acoge.

Es un nuevo día de trabajo, de lucha, de enfrentarme a los problemas del trabajo, de complicadas relaciones sociales y de gestiones administrativas, pero no hay día en que, bajando al Puerto de la Cruz, no quiera aprovecharlo, aunque sea mientras voy de una gestión a otra, para empaparme de su clima cálido y del acogedor ambiente que siempre el Puerto me ofrece.

san-telmo-por-la-manana-03

Es un lujo contar con un lugar como el Paseo San Telmo. Sana envidia de aquellos que viven frente a él y que simplemente pueden despertarse y abrir su ventana o salir a su terraza para, sin poner pie en tierra, dejarse bañar por los primeros rayos de sol y por la brisa del Atlántico que nos da vida a los canarios.

san-telmo-por-la-manana-02

Impresiona oir el mar batiendo en el rompiente; fascina ver la espuma verde y azul atlántica deslizándose amante de las rocas

Playa de San Telmo

Callado por los cayados. Silencioso. Nostálgico. Lleno de recuerdos. Con la vista puesta en los frescos charcos que las olas dejan en su vuelta al mar. Lánguido paseo, caminante solitario. Sin más bullicio. Sin más ruido, Sin más compañía que mi cámara y yo.

San Telmo, un lujo, sin duda…

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. roberto dice:

    En el a;o 1980 , alquile el bar que esta en el paseo SAN TELMO , al lado del restaurant el RUSTICO JAMAS EN MI VIDA PODRE OLVIDARME DE ESA VISTA JAMAS

    \

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top