El Roque de Garachico, Monumento Natural

Garachico - Roque de Garachico

Cuenta el litoral tinerfeño con un paisaje único de costas escarpadas al norte, de profundos y sinuosos acantilados donde Los Gigantes conforman una de las más bellas vistas del sur, y de tenaces roques que nos han acompañados año tras año en nuestros paseos por las playas de la isla. De éstos últimos es, sin duda, el Roque de Garachico el más simbólico de cuantos podemos avistar.

Desde su posición privilegiada en el mar, en el noroeste de la isla y a unos 300 metros de la costa, pudo ser testigo de primer orden de la fundación de la villa tras la conquista de Tenerife en el año 1496, de la fatídica erupción del Trevejo en el 1706 que prácticamente arrasó la ciudad, o del crecimiento porteño de una Garachico que adquirió su título oficial de Villa y Puerto de manos del rey Alfonso XIII en el año 1916.

Fue precisamente otra serie de erupciones volcánicas las que formaron este islote en época del Cuaternario. Todo el material magmático fue depositado desde el acantilado de La Culata en una zona que aún entonces estaba unida a tierra, pero que los siglos posteriores fueron esculpiendo por la erosión. La acción erosiva del mar fue recortando el litoral tinerfeño y dándole el caracter abrupto que hoy día tiene. Sin embargo, la resistencia a la erosión de determinadas zonas de tierra hicieron que éstas fueran quedando aisladas en el océano.

La formación del roque, de caracter basáltico, presenta paredes muy escarpadas y pendientes acantilados que alcanzaron en su momento máximo los 77 metros de altitud. Hoy día, el Monumento Natural, cuenta con dos alturas principales: la más al norte tiene una altura de 73 metros, mientras que la más meridional mide 48 metros de altura para una superficie total de 5 hectáreas.

No obstante, es su aislamiento el que perjudica y pone en peligro su futuro pues al no tener ningún elemento que lo defienda de las acciones naturales, queda expuesto al intenso oleaje de la zona y a los vientos que suelen azotarla, sufriendo de forma directa tanto la erosión marina como la eólica y la química.

A pesar de su formación rocosa y su extrema dureza, así como la vegetación que en parte la recubre y protege, la acción erosiva es continua en el tiempo, y aunque más lenta que rápidamente, lo cierto es que el roque se vé afectado.

En lo que respecta a su flora y fauna, al igual que el islote, también se encuentran protegidos mediante un programa especial.

El Monumento Natural del Roque de Garachico cuenta con una frondosa comunidad de Tabaibal que incluye elementos de cardonales, corazoncillos, magarzas, barrillas, cornicales y esparragueras. En el cinturón costero de roca, allí donde la marea se hace más evidente, podemos encontrar tomillo, perejil marino, siempreviva y la lechuga de mar.

La ausencia de depredadores (por su evidente situación) propicia que el roque cuente con una buena variedad de aves marinas, desde las pardelas chicas y las cenicientas, a gaviotas, petreles e incluso el paiño de Madeira. En épocas de migraciones se pueden observar también garzas y garcetas que paran en el roque para descansar. Por último, también se pueden avistar sobre los cielos del roque a palomas bravías, vencejos, cernícalos y águilas pescadoras. Entre los reptiles no puede faltar nuestro habitual perenquén, ni el lagarto tizón y la lisa común.

No es previsible que en el futuro más cercano haya importantes alteraciones en el Roque, pero eso no quita para que sea preciso la conservación y el adecuado mantenimiento del mismo mediante protección especial. Así han sabido contemplarlo las autoridades locales, nacionales e internacionales para garantizar la biodiversidad de la zona. Su notoria singularidad, rareza y belleza le valieron ser calificado en el año 1987 como “Paraje Natural de Interés Nacional” y posteriormente en 1994 como “Monumento natural“, quedando incluido en la Red Canaria de Espacios Naturales. Por último también se incluyó dentro de la red Natura 2000 como “Lugar de Importancia Comunitaria“, siendo declarado como “Zona de Especial Protección para las Aves“.

MÁS INFORMACIÓN DE LA ZONA

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top