La localidad de Garachico y sus alrededores

Garachico Plaza Principal

En la localidad tinerfeña de Garachico resulta especialmente recomendable la visita al palacio del Marqués de Adeje, edificio de arquitectura canaria del siglo XVII en el que destacan sus balcones blasonados y las ventanas de rejas. También conviene visitar la iglesia de Santa Ana, reedificada después del incendio, en cuyo interior se encuentran muestras artísticas de los carpinteros, imagineros y orfebres de las islas, como son las tallas de Santa Ana y San Joaquín, del grancanario José Luján Pérez, y los cuadros de San Pedro, San Cristóbal y la Purísima Concepción.

Asimismo, los conventos y la fortaleza de San Miguel, del siglo XVI, con puerta blasonada y Plaza de Armas, complementan este fantástico recorrido.

Como en todos los municipios tinerfeños que se adentran en las cumbres, también la parte alta de Garachico, al sur del municipio, está integrada dentro del Parque Natural de la Corona Forestal del Teide.

En esta zona se albergan extensas superficies de pinar, las que siguen a la zona afectada por las lavas en la erupción de 1706. El antiguo acantilado costero que se extiende por varios municipios, deformado por el vertido lávico en el litoral, es un espacio protegido por su importancia vulcanológica, botánica y faunística.

Por su parte, el roque de Garachico es un espacio de vegetación de piso basal (piso volcánico negro o verdoso compuesto de feldespato) y un refugio de numerosas aves marinas.

En Arenas Negras, cerca del volcán que arrasó con su lava el pueblo, existe una zona de acampada para montañeros, científicos y turistas, a la que se puede llegar fácilmente desde la localidad, por la carretera que va de Garachico a Icod de los Vinos por La Montañeta.

En lo que a yacimientos arqueológicos se refiere, Garachico cuenta con los de La Caleta, San Juan Degollado y Las Cruces, donde han aparecido cuevas sepulcrales, momias y ajuares funerarios que se conservan en el Museo Arqueológico de Santa Cruz de Tenerife.

Tags: , ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Parece de ensueño. Un lugar de los que el tiempo pasa despacio. Gracias por ofrecernos este rinconcito.
    Saludos de los idasdecocina

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top