La histórica iglesia de San Pedro, en el Sauzal

Iglesia de San Pedro en el Sauzal

Es el Sauzal un municipio al que siempre he ido para pasear unas veces por Los Lavaderos y otra por la Garañona, para disfrutar de sus impresionantes paisajes y vistas al mar.

Sin embargo, en el mismo corazón del pueblo, en su centro histórico, se encuentra uno de sus monumentos más apreciados, la iglesia de San Pedro, un lugar que ha tenido mucha importancia no solo en el municipio, sino en la propia historia de Tenerife.

Esta iglesia, dedicada al patrón de los pescadores, San Pedro, es un punto de referencia histórico y espiritual que ha resistido el paso del tiempo y se mantiene como un testimonio de la herencia religiosa y cultural de la región.

Historia de la iglesia de San Pedro del Sauzal

La Iglesia de San Pedro en El Sauzal tiene sus raíces en la época colonial de Tenerife. Su construcción se inició en el siglo XVII y se extendió durante varias décadas.

Alonso Fernández de Lugo, conquistador de la isla de Tenerife, se quedó para su familia con buena parte de lo que entonces era El Sauçalexo. Dio una tercera parte al regidor de la isla, Pedro de Vergara, y otra más a un portugués, de nombre Alonso Bello, con el fin de que cultivaran las tierras.

A raíz de este asentamiento colono, se hizo necesaria la presencia de un lugar de culto, y por ello se construyó la Ermita de los Ángeles.

Llegaría a ser tal su importancia, que pronto se convirtió en uno de los lugares de culto cristiano más importantes de la isla. Eso llevó a agrandar aquella ermita inicial por lo que se decidió la construcción de una iglesia parroquial, la actual Iglesia de San Pedro Apóstol, desde donde se atendería a las comunidades cercanas de La Matanza y La Victoria.

Durante la trágica epidemia de peste bubónica que se extendió por la isla en los años 1582 y 1583, El Sauzal sería considerada capital de la isla, por lo que aún adquirió mayor presencia religiosa esta iglesia.

Desgraciadamente, diversos sucesos naturales destruyeron buena parte de la iglesia antigua. Ya en el siglo XVII las correntías que bajaban de la montaña cercana, durante una tormenta, se llevó el campanario original, pero fue en el año 1788 cuando una tremenda tempestad destruyó parte de la iglesia, asolando una de las 3 naves con las que contaba y destrozando el dorado retablo original del altar mayor.

Arquitectura de la Iglesia de San Pedro

Esta iglesia es considerada uno de los ejemplos más sobresalientes de la arquitectura religiosa canaria de la época. La iglesia ha sido testigo de los cambios históricos y culturales en la región, y su existencia refleja la importancia del cristianismo en la vida de la comunidad local a lo largo de los siglos.

El edificio de la iglesia presenta un estilo arquitectónico que combina elementos barrocos y renacentistas. Su fachada principal es llamativa, con detalles ornamentales que demuestran la destreza artística de los constructores de la época. El campanario, que se alza con orgullo, es una parte integral del horizonte del Sauzal y ha llamado a los fieles a la oración durante generaciones.

La iglesia en su interior, parece austera, pero transmite al mismo tiempo, serenidad y solemnidad. Las paredes cuentan con frescos antiguos, mientras que en sus capillas laterales hay detalles de arte sacro con imágenes talladas de un interesante valor histórico.

Iglesia de San Pedro en el Sauzal - interior

Hoy día cuenta con una nave principal, de las tres originales con las que contaba. La nave lateral derecha es la que se usa como Museo de Arte Sacro, mientras que la izquierda, destruida durante la tormenta del siglo XVIII, se usó durante un tiempo como cementerio local, y hoy día es parte del pequeño parte lateral que se extiende junto a la iglesia.

Sin embargo, lo que más destaca es su altar principal y el retablo plateado que alberga la imagen de San Pedro Apóstol en un gran cuadro en la parte derecha de mismo.

Iglesia de San Pedro en el Sauzal - altar mayor

Museo de Arte Sacro

Una vez dentro de la iglesia, en el lateral está la entrada al pequeño pero muy interesante Museo de Arte Sacro local, donde podréis ver no solo restos de la iglesia original, como de su retablo inicial, sino también orfebrería local religiosa, vestimentas y sobre todo la pila bautismal donde un día fuera bautizada sor María de Jesus, la Sierva de Dios, que naciera en esta localidad de El Sauzal en el año de 1634. Dicen de ella que su vocación, precisamente, nació siendo muy pequeña en esta iglesia, al ver la talla del niño Jesús que se devocionaba por aquel entonces en el altar mayor de la iglesia de San Pedro.

Os recomiendo echar la vista arriba para admirar la techumbre de este museo, porque es realmente magnífica, un ejemplo perfecto del artesonado colonial en madera de aquella época.

Museo de Arte Sacro en el Sauzal

Conclusión

La Iglesia de San Pedro en El Sauzal, Tenerife, es mucho más que un edificio religioso; es un vínculo importante con la cultura local y con la historia de Tenerife, una visita inexcusable que debéis hacer si queréis conocer bien lo que es y representa El Sauzal.

Por cierto… la visita tanto a la iglesia de San Pedro, como al museo de Arte Sacro, es gratuita.

Recomendaciones para hacer en el municipio

Tags: ,

Imprimir


Top