Las hermosas localidades de Tegueste y Tejina

Tegueste

La localidad de Tegueste, cabeza del municipio que lleva su nombre, es como una isla rodeada de tierra por todas partes. Situado junto al término municipal de La Laguna, tiene más de 9.000 habitantes, muchos de ellos dedicados a la agricultura a tiempo parcial desde que empezó a tener auge el turismo.

San Marcos es el patrón del municipio, bajo cuya advocación está la iglesia parroquial que lleva su nombre. El 24 de abril es su festividad, celebrada en Tegueste con una muy conocida, a la que asisten habitantes de muchas localidades del norte de Tenerife. Durante esta celebración se programan exhibiciones de deportes autóctonos, como la lucha canaria y el concurso de arrastre.

Dentro de sus límites municipales se encuentran algunos yacimientos arqueológicos, como los del caserío Pedro Álvarez, el barranco de Agua de Dios y el de Milán, en los que se han descubierto túmulos funerarios, utensilios de cerámica y cuevas habitacionales guanches.

Las ermitas y oratorios de Tegueste tienen cierto interés, sobre todo para especialistas e iniciados. La ermita del Socorro fue construida en el siglo XVI; a la de los Dolores la llaman la ermita de San Ignacio; y a la de San Pedro de Alcántara la denominan la ermita de Roma.

En el extremo oriental del municipio, a unos 10 kilómetros por una carretera que pasa por el barrio de Pedro Álvarez, está el Parque Natural de Anaga, en el que viven muchos endemismos florísticos y que cuenta con valores de interés geomorfológico y faunístico. Cerca de Pedro Álvarez hay también una zona de descanso para montañistas y visitantes. En el noroeste está el Pico de los Lázaros, con plantas de gran interés botánico.

Cerca de Tegueste está también Tejina, cuyo nombre proviene de una mujer guanche que se enfrentó a la invasión portuguesa de la zona. Tuvo ayuntamiento hasta 1949, cuando fue absorbida por La Laguna.

En Tejina representan cada víspera de Reyes con un auto sacramental sobre la niñez de Jesús. No obstante, la gran romería es la programada en verano, para la festividad de los Corazones, a finales de agosto. Con este motivo se confeccionan grandes corazones a base de tortas de pan, fruta, mieles y dulce de cabello, todo montado sobre unas estructuras de madera, hierro o materiales sintéticos. Cada barrio saca su corazón, que transportan horizontalmente hombres y mujeres, tras los que van las rondallas, los grupos folclóricos y la banda de música.

Foto Vía: Mojo Pikon

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top